Una Navidad más sostenible

por | Dic 16, 2020 | Sostenibilidad

Seguramente, si lees este artículo, es porque ya eres sostenible el resto del año. Reciclas, cuidas tu consumo de agua y energía, evitas contaminar de más el medio ambiente… Y, ahora que llega la Navidad, te planteas cómo ser también sostenible en una época del año en la que consumimos más, gastamos más y a veces nos olvidamos de que nuestros actos también pueden perjudicar a la Tierra.

Así que te vamos a proponer un decálogo para una Navidad más sostenible. No es nada complicado, al contrario, pero muchas veces no “caemos” en ciertos detalles que cuestan muy poco pero consiguen mucho cuando se trata de cuidar la salud de nuestro planeta.

1. Sigue haciéndolo bien

Todas esas rutinas que ya tienes interiorizadas (reciclar bien los residuos, evitar el plástico, mantener la calefacción a 21ºC como máximo, ducharse en lugar de bañarse…), sigue poniéndolas en práctica en estas fiestas.

2. Compras de proximidad y eco

Cuando hagas tus compras de comida y bebida para Navidad, apuesta por los productos de Km0 o de proximidad, por los que lleven la etiqueta de “ecológicos” y por los de temporada. Así contribuirás a reducir las emisiones derivadas del transporte y de productos químicos.

3. No compres compulsivamente

Ajusta tus compras de alimentación a la realidad. Comprar de más significa, seguro, acabar tirando alimentos que no has tenido tiempo de consumir y se han echado a perder. ¿Vas a permitir este despilfarro?

4. Regalos que cuidan el planeta

Hechos con materiales reciclados o ecológicos, artesanales, de comercio justo, sin sustancias tóxicas… Tenlo en cuenta a la hora de comprar cualquier cosa (desde ropa hasta libros o juguetes) y piensa siempre si hay una alternativa sostenible para ese regalo. ¡Seguramente la hay!

5. Regalos handmade

¿Y si este año apuestas por los regalos hechos por ti? Jabones hechos con aceite reciclado, bufandas o gorros de lana ecológica, un cuadro pintado por ti, un calendario con fotos personales, mascarillas de tela hechas por ti, un detalle de cerámica o de papel maché, un aceite aromatizado con hierbas aromáticas, un juego infantil o un muñeco hecho por ti, unos bombones caseros… Tienes muchas opciones, ¡igual descubres un nuevo hobby!

6. Cuidado con los envoltorios

¿Sabes cuánto papel se consume para envolver los regalos de Navidad? Los hay reciclados, así como cintas de tela o cordones de rafia… También puedes usar flores y hojas secas para decorarlos, y papeles de periódico viejos para envolverlos (busca, búscalo en Internet, ¡verás qué bonito queda! Y de los regalos que te hagan a ti…, recicla el papel para poder envolver un regalo en otra ocasión.

7. Elegir el árbol

Si eres de los que no conciben la Navidad sin un árbol lleno de lucecitas y adornos, busca la opción más ecológica. Por supuesto, di no a los de plástico, aunque duran varios años, su material no es reciclable ni biodegradable. Si compras uno natural, plántalo después de las fiestas. Y si esta opción no te convence, haz tú uno con tablones de madera reciclados, por ejemplo (encontrarás infinidad de ideas para hacer un árbol DIY en Internet y en las redes sociales). Será un árbol único, personal y 100% sostenible. ¡Ojo! Si lo pintas, que las pinturas que utilices sean ecológicas y libres de tóxicos.

8. Haz tus propios adornos

La mayoría de adornos navideños que encuentras en grandes superficies son de materiales plásticos muy poco sostenibles (por no hablar de las condiciones laborales de las personas que los han fabricado, si son originarios del tercer mundo). ¿Y si te animas a hacer tus propios adornos con papel reciclado, papel maché, lana o fieltro? También encontrarás mil y una ideas en Internet. Y será divertido hacerlos.

9. Cuidado con la luz

Las luces de Navidad ayudan a crear una atmósfera mágica. Solo debes elegirlas de LEDS, que tienen un consumo energético mínimo, y apagarlas si no hay nadie en casa (también cuando te vayas a dormir). ¿Qué sentido tiene tenerlas encendidas si no las disfruta nadie? También debes tener cuidado con las velas. Si son de parafina, un derivado del petróleo, emiten tóxicos al ser encendidas. Así que si eres fan de encender velas para decorar la mesa de fiesta o algún rincón de la casa, elige velas naturales, como las de cera de abeja o las de cera de soja.

10. Apuesta por el transporte público

Si vas a ir como invitado a una comida de Navidad (si la pandemia lo permite), evita el coche o medio de transporte privado siempre que puedas. Busca la combinación para ir en transporte público y estarás reduciendo mucho las emisiones.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *