5 hábitos para ser sostenible en el trabajo

por | Dic 23, 2019 | Sostenibilidad

Ser sostenible supone realizar tus tareas diarias de forma natural y, a la vez, lograr el menor impacto en tu entorno. El trabajo es uno de los lugares en los que más tiempo pasas durante la semana, por eso es interesante lograr hábitos sostenibles en ese ámbito de tu vida. ¿Quieres aprender cómo ser sostenible en el trabajo? ¡Atención a nuestras propuestas!

¡Ser sostenible en el trabajo es posible!

El entorno laboral es ideal para adoptar algunos hábitos que hagan que tus tareas sean más sostenibles, ya sea a nivel corporativo o individual. Además, en él se crean situaciones ideales para que invites a tus compañeros a ser más sostenibles a la vez que predicas con el ejemplo. ¡Toma tona!

Ser sostenible de camino al trabajo

El hábito de que tus trayectos sean más respetuosos con el medio ambiente lo puedes aplicar a todos los aspectos de tu vida, pero es cierto que los trayectos relacionados con el trabajo son muchos de los que hacemos. Apostar por transportes públicos o medios de transporte individuales no contaminantes (como una bicicleta o un patinete eléctrico), ayuda a reducir los niveles de contaminación. Esto se hace aún más evidente en grandes ciudades, algunas de las cuales ya han empezado a limitar el acceso de vehículos motorizados a algunas zonas.

Si trabajas muy lejos de casa o no tienes buenas combinaciones de transporte público es posible que te veas en la obligación de usar coche. Si es el caso, cuando tengas que cambiarlo, apuesta por modelos híbridos y eléctricos. Por ahora son algo más caros y quizá no están al alcance de todos, pero es un campo en el que se está avanzando mucho, con lo que es posible que en pocos años sean la norma.

Apostar por los documentos digitales

Aunque este hábito es algo implantado ya en muchas empresas, nunca está de más recordarlo. A la hora de enviar, leer o presentar documentos, siempre es mejor apostar por las versiones digitales de los mismos y, si van a imprimirse, valorar muy bien si es necesario. Más allá del ahorro que supone reducir gastos en papel o tinta de impresora, la reducción en el uso del papel tiene un impacto importante en la preservación de los bosques del planeta. Pese a todo, si no hay más remedio que imprimir un documento específico, te recomendamos apostar por la utilización de papel reciclado.

Usar botellas de agua reutilizables

En muchos lugares de trabajo hay máquinas expendedoras de botellas de agua no rellenables ni reutilizables o fuentes con vasos de plástico. Apuesta en tu trabajo por el uso de botellas rellenables, ya sean de vidrio, de latón o de otro material, para reducir el volumen de plástico desechable que se genera. Si, aun así, se siguen utilizando algunos envases plásticos, no olvides nunca que la mayoría son reciclables.

Configurar equipos más sostenibles

Cuando hay que comprar equipos nuevos, es interesante valorar las opciones que consumen menos. Además del ahorro económico que pueden suponerle a la empresa, es importante el menor impacto energético que tienen. Pero, más allá de los equipos nuevos, se pueden configurar los ya existentes para que consuman menos. Muchos tienen modos de ahorro predeterminados, pensados para consumir menos batería, bajar el brillo de la pantalla si no es necesario que esté muy alto, etc. Además, es recomendable acostumbrarse a no dejar equipos en stand by o reposo, ya que son modos en los que se sigue consumiendo más electricidad de la necesaria.

Aprovechar la luz solar

Si tienes la suerte de contar con un espacio de trabajo bien iluminado de forma natural, intenta distribuirlo de forma que puedas trabajar gracias a la luz exterior el mayor número posible de horas. Si te preocupa la discreción, siempre puedes buscar cortinas o estores que dejen pasar la luz. A pesar de esto, será inevitable que des la luz en días grises o a según qué horas (sobre todo en invierno). Apuesta por sustituir las bombillas por equivalentes led, mucho más duraderas y con un consumo mucho menor.

En Nomen estamos realizando una firme apuesta por la sostenibilidad, que nos ha llevado a cambiar muchos hábitos dentro de la empresa. Por ejemplo, estamos planificando utilizar energía 100% renovable, usar sólo bombillas led, implantar el uso de botellas de vidrio en las instalaciones, etc. Este compromiso también nos ha llevado a crear el proyecto Nomen Earth, con el que queremos apoyar causas medioambientales a través de un producto solidario.

¿Ves que ser sostenible en el trabajo no es tan difícil? Cada pequeño gesto suma para mejorar el planeta. ¡Únete!

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *